Un cautivador Alejandro Sanz, se gana los vítores ante el público dominicano

 El concierto realizado en el Estadio Quisqueya Juan Marichal, bajo la producción de SD Concerts, y que  concentró un aforo de  millares de personas entre el grand stand y la zona de terreno


Moisés Balbuena
Sanz llegó a República Dominicana luego de un par de años sin presentarse en Santo Domingo, su última vez estuvo en Punta Cana (como saben ya eso es otro destino), pues el madrileño está realizando "La Gira 2022" y fuimos parte de una de sus paradas por el mundo, con la producción de SD Concerts, el cantante, compositor, músico, influencer y artista, actúo en el  Estadio Quisqueya Juan Marichal, ante un aforo de millares de personas que presenciaron un cautivador y dominante Alejandro. 


La aventura comenzó desde las calles de acceso a la zona del Estadio, desde el congestionamiento que había en la avenida principal de la Tiradentes, se auguraba un éxito, llegar al área de parqueos, saltando a los parqueadores de las afueras, para caer en las garras de los que tienen el control dentro, es toda una odisea, pero la crónica es del concierto, no nos desviemos. 


Ya estacionados, luego de casi una hora para poder llegar al evento, pudimos acceder de forma rápida, los lugares correspondientes bien identificados, eso pudo ayudar a ubicar rápido los lugares que nos tocaba y con personal que te facilitaba donde estaba tu asiento. Sanz había sido casi puntual, Diego Jaar fue el artista telonero desde la isla, para los espectadores que nos dimos cita la noche del sábado 7 de mayo de 2022.


Una orquesta bien equilibrada, la mitad de la banda está compuesta por mujeres, dos de ellas dominicanas, en la batería Helen de la Rosa, y en los coros y con un rol destacado, la cantante Karina Pasián, quién comparte dupla con Sanz en dos temas, con gran protagonismo y presencia vocal. Mientras que Helen resalta en el arte de las vaquetas que resuenan en los platillos de su batería, con las que se roba y llama la atención en gran parte de la presentación, mostrando una destreza digna de aplaudir.


Chris Hierro, de este talentoso músico y cantante, no tenemos que dar muchos detalles, su interacción con Alejandro en el acompañamiento de algunos temas, le dan un lugar preponderante en esta gira que se extiende por todo el 2022, y que lo llevará a culminar en la tierra natal del cantautor español. 



Un total de 11 personas, entre músicos y coros, le acompañan en escena, en el que Sanz coquetea con su guitarra, su voz y las melodías de sus temas, para poder abrazar los corazones y emociones de los presentes que embelesados le interrumpen para formar parte de las canciones que el descriptor de historia cuenta en sus historias, con las que nos podemos identificar en cada una de sus sencillos de una forma u otra, ya sean temas de amor, desamor, protesta o llamado de atención. 


A pesar de que no cantó todas las canciones que se han hecho popular a través de las más de 3 décadas de historia musical y más de 15 producciones, imposible resumirlas en las casi 2 horas de concierto que mantuvo en el Estadio, 



Los temas más coreados de la noche, "Cuando nadie me ve", "No es lo mismo", "Looking for paradise", "Y solo se me ocurre amarte", "Contigo" (esta es un homenaje a Joaquín Sabina), "El alma aire", "Corazón partío", "Amiga mía", y "Mi persona favorita", entre otras. 


Alejandro Sanz agradeció la oportunidad de poder presentarse en esta hermosa isla, donde en cada oportunidad resaltó al equipo dominicano que le acompaña y a quienes resaltó, diciendo que "Todos hoy somos dominicanos". Evidentemente emocionado, el oriundo de Madrid ataviado de negro, con tenis de brillo, y pulseras, un toque juvenil para este artista que se mantiene adaptado a los tiempos, sin exagerar la nota.



Casi dos horas no fueron suficiente para poder disfrutar de la extensa discografía de este extraordinario compositor, muchos temas que se quedaron, pero la calidad de la muestra en escena, con una inmensa escenografía con dos gigantescas pantallas laterales y otras sobre sus cabezas, juegos de luces, sonido sin desperdicios, hicieron de la noche con una luna de cuarto creciente que sonreía al mismo Alejandro, un cielo despejado, hicieron de este concierto recordatorio de que la calidad musical siempre tendrá su espacio en el público que anhelaba el encuentro con el entretenido, conversador, sonriente y maravilloso Sanz. 


Y para ti, asististe al concierto, cuál tema te gustó más, cuáles consideras no debió faltar. 



Publicar un comentario

0 Comentarios